La historia de Kruselings

“Cuentan que la paz reinó durante cientos de años en el Mundo de los Sueños, hasta que unos monstruos emergieron del Mar de los Sueños y lo pusieron todo patas arriba. Entonces, cinco chicas que vivían en diferentes continentes del mundo, fueron convocadas por el “Ópalo de Fuego”, un misterioso poder, que las convirtió en guardianas del Mundo de los Sueños. Desde ese momento, se les encargó la misión de ahuyentar las pesadillas de los niños para dejar paso a los dulces sueños”.

Estas chicas son Chloe, Luna, Joy, Vera y Sofia, y juntas forman las Kruselings:

Esta colección de muñecas está diseñada para convertirse en un modelo de referencia para los peques, promoviendo un aprendizaje global, tanto a nivel educativo como a nivel emocional.

Las Kruselings son niñas reales

Las Kruselings representan a cinco niñas humanas de ocho años que viven en la Tierra e igual que cualquier otra persona, tienen sus rutinas diarias; van al colegio, disfrutan del tiempo libre con sus amigos, viven con sus familias, etc. Solo se convierten en guardianas en el Mundo de los Sueños, mostrando que aunque seamos personas normales, todos somos capaces de convertirnos en aquello que deseemos a través de nuestros sueños.

Su amigo Micheal, es uno más del grupo, ayudándolas en todo lo que está en su mano y ofreciéndoles todo su apoyo en sus aventuras.

Como veréis, las Kruselings no conducen coches, no tienen una profesión ni viven la vida de los adultos como sucede con otros tipos de muñecas. Simplemente son niñas, y como tal, invierten toda su energia en jugar, explorar y descubrir.

Promueven la amistad extrafronteriza

Cada una de las Kruselings proviene de un continente distinto y aun así consiguen forjar una amistad indestructible, superando la diferencia lingüística, la apariencia o el origen. Para ellas, la amistad no entiende de razas ni distancias.

Transmiten valores como la valentía y la determinación

Muchos niños en la Tierra tienen miedo a las pesadillas y renuncian a que sus sueños puedan hacerse realidad. Las Kruselings pueden interactuar con los soñadores y con sus sueños, ayudándoles a entender cómo superar los miedos y convenciéndoles de que pueden transformarse en pensamientos positivos.

Además, las Kruselings representan una comunidad mundial de niños valientes, dado que conocen el poder revolucionario de los sueños, y velan por transmitirlo a los niños y sus padres.

La tarea de las cinco amigas es ayudar a los niños a dejar de atrás las pesadillas infantiles y encontrar la determinación por cumplir sus sueños.

Suponen un modelo de referencia

Kruselings son un modelo de referencia para los peques, dado que a través de sus historias, velan por enseñarles valores como la lealtad, la sinceridad, la honestidad y la libertad de conseguir todo aquello que se propongan. Ayudan a los niños a crecer, enseñándoles a convertir el miedo en coraje y la tristeza en fuerza.

Con sus historias, transmiten que el mundo puede cambiarse, que las injusticias están obsoletas y que las victimas del acoso escolar pueden y deben defenderse. En este sentido, pretenden fortalecer a los peques, mostrándoles que la vida está compuesta por una red de relaciones en las que es imprescindible saber defenderse tanto a uno mismo como a los demás.

Pretenden erradicar los estereotipos sexistas en el juego infantil

La colección de Kruselings, pretende promover un juego igualitario entre niños y niñas. Su filosofía se basa en que no deberían existir los estereotipos sexistas en el juego infantil, dado que en este caso, las muñecas, representan un potente juego de rol que estimula positivamente el desarrollo cognitivo infantil.

La idea es que tanto niñas como niños se sientan identificados con las historias que transmiten cada una de ellas, considerándolas amigas íntimas y promover así, una amistad entre el niño y la muñeca, o incluso un confidente.

Calidad superior

Las muñecas de la colección Kruselings están fabricadas con vinilo de alta calidad, ojos de cristal irrompible y cabello de alta resistencia. Los peques podrán peinarlas las veces que quieran sin arrancarles media melena. Además, cuentan con 13 articulaciones, haciéndolas mucho más versátiles y mejorando exponencialmente la experiencia de juego.

A nosotros nos encanta esta colección de muñecas tan educativa, inspiradora y emotiva. A través de ella, los niños pueden aprender a desarrollar la capacidad para superar sus miedos y sus problemas, encontrando en ellas y en sus historias un apoyo y un modelo a seguir.

Puedes encontrar toda la colección Kruselings de nuestra web.

Esperamos que el trasfondo de estas muñecas os cautive tanto como a nosotros 🙂

 

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *