5 consejos para elegir una buena mochila portabebés

Si estás buscando una mochila portabebés, es posible que te asalten las dudas: ¿qué mochila es mejor? ¿Hasta cuando la puedo usar? ¿En qué postura debe ir el bebé? En Eurekakids te ayudamos a escoger la mejor mochila portabebés para que tanto tu pequeño como tú, estéis bien cómodos. A continuación te ofrecemos las 5 claves para que hagas la mejor elección:

1. La mochila debe ser ergonómica. Existen muchos tipos de mochilas portabebés y multitud de marcas, posturas, y las dudas aumentan a medida que comenzamos a buscar. Es esencial que el bebé tenga una posición correcta y saludable, es decir, una posición ergonómica. Una mochila portabebés ergonómica garantiza la postura fisiológica de las piernas y caderas del pequeño, ya que el niño va sentado en posición de ranita y no colgado. La espalda también adopta la postura natural del bebé en forma de C, y en los portabebés ergonómicos podemos sujetar la cabeza del bebé recién nacido.

Además, una buena mochila portabebés no debe cargar todo el peso del bebé en sus genitales, ni debe llevarle con la espalda recta ni las piernas estiradas. Esto último provoca un roce continuado en la cabeza del fémur que puede provocar displasia de cadera.

Babybjörn-one2. Elige la mochila según la edad del bebé. Es importante tener en cuenta la edad del pequeño para elegir bien el tipo de mochila que necesita. Si se trata de un bebé recién nacido, al no tener ningún tipo de tono muscular, necesitamos una mochila que le envuelva de manera natural, sin presionarle, y que le sujete la cabeza. Si en cambio vamos a comenzar a utilizar la mochila portabebés a partir de los 6 meses, no es necesario que lleve todos esos refuerzos especiales.

Por suerte, en el mercado encontramos mochilas que nos permiten utilizarlas desde el nacimiento, hasta incluso los 3 años, como la mochila portabebés multifuncional de BabyBjörn. También hay mochilas para franjas de edad más cortas, normalmente hasta el año, cuando el bebé pesa ya unos 10 kg. Por eso, es recomendable valorar la edad en la que quieres llevar al bebé en la mochila portabebés.

Babymoov portabebés fisiológico3. Según el uso que le darás. La elección de la mochila depende de qué personas la utilizarán. En el caso de que lo uséis los dos, es mejor escoger la mochila portabebés más grande, ya que los sistemas de sujeción se pueden modificar. También si tanto el papá como la mamá van a llevarla, es mejor coger un diseño más neutro. Es una cuestión puramente estética, pero ¡a todos nos gusta ir guapos y cómodos con nuestro bebé!

Si vas a utilizar la mochila diariamente, escoge un modelo bien cómodo también para ti, que se adapte a tu cuerpo como el modelo de portabebés Babymoov, con sistemas de correas que se adaptan al cuerpo del adulto. Si en cambio sólo la vas a usar ocasionalmente, quizá te interesa una mochila que puedas doblar y guardar en una funda, para poderla llevar en el bolso del bebé en caso de necesidad.

Babybjörn miracle airy mesh4. La postura de los padres es fundamental. Una mochila portabebés debe ser cómoda para el pequeño pero también para los padres. Como hemos visto anteriormente, la mochila debe adaptarse a la espalda de los padres gracias a distintos sistemas de soporte y correas. Por ejemplo, hay mochilas portabebés con soporte lumbar, como la mochila Miracle Airy Mesh de BabyBjörn

La mochila debe sujetar al bebé a una altura un poco alta, la suficiente para poder darle un beso sin mucho esfuerzo, y por otro lado, mantenerlo bien pegado al cuerpo, para así eliminar el balanceo y que sea más cómodo para el adulto, ya que el peso se reparte mejor sobre las caderas y no se cargan las lumbares.

Fíjate en las tiras de la mochila, que sean suficientemente anchas para que no se claven y repartan bien el peso, y que no rocen en la zona del cuello. Tómate tu tiempo en escoger bien la talla de la mochila portabebés para que sea lo más confortable posible.

Ergobaby5. Fíjate en los detalles. Llegados a este punto, seguro que ya tienes claro cómo va a ser la mochila portabebés elegida. Sin embargo, la oferta es tan variada que quizá te decides gracias a los pequeños detalles. Por ejemplo, es interesante que tenga algún bolsillo pequeño para guardar el chupete y otros accesorios, como la mochila portabebés original de Ergobaby, que además dispone de un cojín reductor para los primeros meses del bebé. Mira que los tirantes no sean totalmente lisos. De este modo se sujetará mejor el bolso en caso de que lleves.

Como veis, existen muchos modelos y posibilidades donde escoger en el catálogo de mochilas portabebés de Eurekakids. ¿Por cuál os decidís? ¿Os gusta llevar al bebé bien cerca del cuerpo en este tipo de mochilas?

Compartir en:

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *