Fisher Price, un clásico de los juguetes educativos

En Fisher Price saben que la excelencia conduce al éxito y por ello han triunfado diseñando juguetes educativos, ingeniosos y resistentes con los que dar respuesta al interés y curiosidad de los más pequeños.

Experiencia no les falta, se han dedicado a esto desde 1930 logrando ser reconocidos en todo el mundo. Por algo están presentes en 145 países y fabrican juguetes en más de 37 lenguas.
Su larga trayectoria en el conocimiento del mundo infantil ha hecho que también se dediquen a la elaboración de equipamiento infantil como hamacas para bebés, tronas, orinales y accesorios de baño, etc.

Pirámide Fisher Price situaciónLa pirámide de Fisher Price es uno de los clásicos juguetes para bebés más conocidos de la marca, como el cubo para encajar piezas o el Pequeño Snoopy, un perrito para arrastrar muy divertido que cuando le llevan de paseo, gira la cabeza, mueve las orejas, la cola y además, ladra.

Se trata de eso, de dar más valor al juguete o accesorio infantil haciendo que además de cumplir con su función como andador, orinal, hamaquita… los niños puedan disfrutar con los “extras” que incluye.

Fisher Price tiene una gama muy segmentada para adaptarse al máximo a las necesidades tanto físicas como cognitivas propias de cada edad. Por ejemplo, para la primera etapa (desde el nacimiento), la marca propone las hamacas Fisher Price, los columpios-hamaca, los móviles infantiles para cuna, los proyectores de pared, los gimnasios de actividades, las bañeras o los juguetes para colgar en la silla de paseo por ejemplo.

Tambor bañitos Fisher PriceLos columpios-hamaquita cumplen una doble función muy interesante ya que además de ser un cómodo asiento desde donde observar el mundo que les rodea, tienen características como vibraciones relajantes, balanceo, canciones o juguetes que estimulan sus sentidos.

Los gimnasios de actividades se desarrollan pensando en que incluyan actividades específicas para cada edad, de modo que cuando son muy pequeños, simplemente reciben estímulos visuales provenientes de los juguetes que cuelgan del aro, espejos de auto-descubrimiento y música. Más adelante, cuando se dan la vuelta y pueden sostener la cabeza, las texturas crujientes, mordedores y otros elementos despiertan su curiosidad y les ayuda a seguir aprendiendo. Entre su oferta de gimnasios y mantitas de juego, tienen un éxito especial las que incorporan un pequeño piano, pensado para que el niño haga sonar las teclas cuando las presiona con los pies. La sorpresa y la curiosidad les anima a mover las piernas para hacer sonar el divertido piano.

Orinal Fisher PriceLos orinales son muy originales. Y según el modelo de orinal Fisher Price incluye funciones como taburete de baño, sonido de cadena de WC, música, etc., para que el aprender a ir al baño, sea más divertido.

Y luego está toda la amplia gama de juguetes educativos pensados especialmente para que los niños aprendan a través del juego: Apilables, encajables, andadores, peluches parlantes, mesas de actividades Fisher Price, xilófono y otros instrumentos, coches y locomotoras, etc. La mayoría de veces con funciones extra de luz y/o sonidos, palabras en diferentes idiomas, etc.

En definitiva, apostar por los productos Fisher Price es apostar por productos funcionales, seguros, divertidos, estimulantes y además, a un precio muy competitivo.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *