8 ideas de juguetes para niños de 3 años

Al cumplir los 3 años, los niños y niñas siguen evolucionando en sus juegos y experimentando cambios en cuanto a intereses y maneras de relacionarse. El mundo está ahí para descubrirlo y empezarán a ser más conscientes de ello. Su evolución emocional también se irá consolidando, pues empiezan a entender que hay otras personas en el entorno y se interrelacionará cada vez más con otros niños y niñas. Los peques de 3 años ya pueden empezar a entender que pueden compartir sus juguetes, aunque a veces se enfaden por tener que hacerlo. Además, su lenguaje va a ir haciéndose cada vez más amplio para ser capaces de explicar ideas más complejas. También sus cuerpos van a ir desarrollándose y haciéndose más fuertes, de manera que les encantará correr, saltar y subir o bajar escaleras, por ejemplo. Para que toda esta etapa la puedan vivir con los estímulos y apoyos necesarios, hemos preparado una selección de juegos y juguetes para niños de 3 años.

Juegos de imitación y juego simbólico

El juego de imitación es clave en la evolución emocional de tus peques y lo es especialmente para los niños y niñas de 3 años. En esa etapa de su crecimiento, es importante que puedan empezar a imitar a los mayores, o recrear roles y experiencias que les enseñen las habilidades necesarias para manejarse socialmente. Los juegos de marionetas y títeres en los que se explica una historia, se viven situaciones y cada personaje toma un papel son un buen apoyo para este aprendizaje. Por ejemplo, este set de títeres de dedo del Gatos con Botas es un excelente ejemplo de juego para niños de 3 años. Contiene 5 personajes inspirados en el famoso cuento de Charles Perrault.

Las clásicas muñecas bebé o las que representan niños o niñas más crecidos también son una excusa perfecta para que tus peques aprendan a desarrollar sus habilidades sociales. La muñeca Carla de Paola Reina, por ejemplo, les permitirá jugar con otros niños y niñas, inventar historias y situaciones con las que se lo pasarán la mar de bien mientras se divierten. Además, este tipo de juego ayuda a mejorar su desarrollo emocional y social.

Hacer ejercicio físico

Aparte del desarrollo emocional, los juguetes para niños de 3 años también deben responder a la necesidad de los peques de hacer ejercicio físico. En este momento del crecimiento están descubriendo que su cuerpo empieza a ser más fuerte, pueden correr más, saltar, trepar… Y para dar apoyo a todo ese aprendizaje y evolución, existen juegos muy sencillos que seguro que les van a encantar.

Esta cuerda para saltar de Hape, por ejemplo, es perfecta para peques de 3 años. La empuñadura lleva dos divertidas figuras de payasos pintados en alegres colores. Se guarda fácilmente, ocupa poco espacio y es muy ligera. Está pensada para niños y niñas a partir de los 3 años.

Otro buen ejemplo de juego para niños de 3 años es esta maleta correpasillos con forma de unicornio. Se trata de una maleta con ruedas que puede usarse para llevar el equipaje de mano o para recorrer espacios sobre ella en aeropuertos o estaciones de tren. Sus colores brillantes y dibujos van a encantar a tus peques y además, como es tan completa, podrán guardar juegos en su interior para llevarlos al lugar de vacaciones. Es ligera y muy resistente, el sillín es ergonómico y los ajustes son de goma para proteger los dedos de cierres accidentales.

Desarrollo cognitivo, social y emocional

Además de los juegos de imitación, existen otros juguetes para niños de 3 años que ayudarán a su desarrollo cognitivo, social y emocional. Este puzzle magnetic emotions, por ejemplo, ayudará a que empiecen a identificar sus sentimientos y emociones.  Está fabricado en madera y contiene seis puzles con personajes divertidos que representan cada uno una emoción distinta. Además, este tipo de juego también promueve la creatividad, la imaginación, la estimulación sensorial y el reconocimiento de colores, formas y emociones.

Otro juego para niños de 3 años pensado para que aprendan a reconocer las emociones, es el Learning book. Contiene 50 páginas con más de 90 actividades en las que aparecen emociones y valores. El juego presenta desafíos de forma gradual para que el aprendizaje vaya aumentando conforme se avanza en el juego. Para que vayan integrando también el aprendizaje de valores, los niños y niñas tendrán que identificar conductas correctas e incorrectas en los dibujos y fotos.

Explorar el entorno e ir haciéndose más independiente

Otro factor importante en esta etapa del crecimiento de los peques es que puedan explorar su entorno y vayan haciéndose cada vez más independientes. Por eso, hemos elegido dos juegos que pueden darles cierto apoyo en esto. El primero de ellos es esta torre de aprendizaje, que está pensada para que los peques de 3 años puedan estar a la altura de los mayores de manera autónoma e ir aprendiendo a hacer tareas sencillas, como por ejemplo, preparar el desayuno. La torre permite compartir el espacio con el adulto e interactuar fácilmente con él. Así, también puede estar a la altura necesaria de forma segura, fácil y natural. Esta torre está fabricada en madera natural, sigue la normativa específica y cuenta con certificados que avalan y garantizan su adecuación y seguridad.

Esta casita infantil es otro ejemplo estupendo de juguete para niños de 3 años con el que aprenderán a explorar el entorno. Los peques lo van a pasar estupendamente jugando dentro de ella y usando su timbre, su teléfono, el reloj o el buzón. Organizar el interior, crear situaciones con otros peques o esconderse…Esta casita es fácil de montar y está preparadísima para albergar multitud de juegos divertidos e inspiradores para peques de 3 años.

Si te han gustado estas propuestas, pero quieres conocer más opciones de juguetes para niños y niñas de 3 años, te invitamos a visitar nuestro catálogo y tienda online.

Compartir en:

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *