Iniciar a los niños en el origami

El origami (折り紙) es un tipo de papiroflexia de origen japonés. Quizás uno de los tipos de figuras más conocidas en esta técnica son las aves o grullas de papel, que esconden una preciosa historia detrás: cuando explotó la bomba nuclear en Hiroshima, una niña llamada Sadako Sasaki tenía solo dos años y consiguí sobrevivir, pero diez años después, le diagnosticaron un cáncer por culpa de la radiación. Sadako descubrió entonces una antigua leyenda japonesa llamada Senbazuru (“Las mil grullas de origami”) que pronostica que si alguien construye mil grullas de papel, se cumplirá su deseo. La pequeña consiguió, gracias a la ayuda de sus compañeros de colegio, construir miles de grullas. El deseo de recuperarse de la enfermedad no se cumplió y al final murió, pero se convirtió en un símbolo de la lucha de los niños por la paz. De hecho, cada año miles de grupos de niños se desplazan hasta el monumento dedicado a Sadako en Hiroshima para depositar allí sus grullas de origami y pedir la paz en el mundo.

Esta preciosa historia es solo una pequeña muestra de la relación ancestral de los japoneses con la naturaleza y los animales. Pero también nos enseña cómo de importante es el trabajo manual con el papel en este país. ¡Y a nosotros nos encanta que sea así! Trabajar con las manos tiene múltiples beneficios tanto para niños como para adultos: es entretenido, aporta serenidad, favorece la concentración, estimula la imaginación y ayuda al desarrollo de la motricidad fina. En general, son beneficios que pueden atribuirse a todas las manualidades, pero si el material usado es papel, como en el caso de la papiroflexia, ¡la alternativa es todavía más ecológica!

Introducir a los niños en el origami es una tarea mucho más fácil de lo que parece. No hace falta que seamos nosotros mismos expertos en la materia, ni siquiera que conozcamos ninguna variedad de papiroflexia específica. Hoy en día existen múltiples kits de origami para niños que nos lo ponen mucho más fácil. ¡Te mostramos algunos ejemplos!

El Ac kit origami de Sentosphère, por ejemplo, contiene 21 hojas de papel impreso con distintos estampados y 10 modelos de origami diferentes a realizar, muchos de ellos animales (zorros, pingüinos, pavos reales, zebras…). Los papeles vienen con dibujos que facilitan el plegado para que los niños puedan hacer las figuritas fácilmente.

El kit de origami de Djeco contiene también una serie de hojas de diferentes diseños, especialmente de flores, para hacer figuritas. Una de las formas más comunes para hacer con ellas son los saleros o adivinos, también llamados “comecocos de papel”: pequeñas estructuras que una vez construidas se pueden utilizar con las manos para precedir el futuro.

Y también Djeco ofrece un juego para construir Aviones de origami. Cinco modelos diferentes, muy modernos, a los que al final se les coloca un pequeño piloto encima. ¡Y a volar!

No te pierdas estos y todos los juegos de papiroflexia para niños disponibles en nuestra tienda online. ¡Y a doblar el papel!

Compartir en:

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *