Intercomunicadores, para estar más tranquilos: conoce sus características

La llegada de un bebé es un acontecimiento maravilloso, una gran ilusión y alegría para toda la familia además de una gran responsabilidad.

bebe-dormir-intercomunicadores

Tras el nacimiento, y ya en casa, cuando los padres empiezan a hacer de nuevo sus labores cotidianas como hacer la colada, recoger la casa o simplemente asearse, tener un dispositivo que les tenga al corriente del estado del bebé en todo momento les proporcionará una gran seguridad.

Existe una gran variedad de intercomunicadores con distintas prestaciones y es necesario conocer qué necesitaremos según las circunstancias de cada familia. No es lo mismo tener la habitación del bebé cerca de donde estamos haciendo nuestras actividades que tenerlo en otra lugar donde seguramente no se le puede escuchar fácilmente.

En primer lugar debemos distinguir entre los intercomunicadoresvigilabebés que incorporan vídeo de los que no. En espacios restringidos, o para cuando el bebé duerme muy cerca de los padres, un intercomunicador de voz o escucha bebés puede ser suficiente para tenerle convenientemente controlado. Cabe distinguir entre los modelos de audio con sistema unidireccional que son aquellos en los que los padres sólo pueden oír al bebé, de los bidireccionales, donde pueden además comunicarse con él para tranquilizarle. Los intercomunicadores sólo de audio suelen ser más ligeros, normalmente incluyen una pinza para colgar del pantalón y en general, son bastante más económicos.

De este tipo también encontraremos modelos a los que se les ha añadido prestaciones adicionales como una luz quitamiedos, un emisor de canciones de cuna que se activa cuando el bebé llora o sensores de movimiento que nos avisarán de que el pequeño/a se ha despertado aunque no llore.

El hecho de que un intercomunicador incluya una pantalla, no significa necesariamente que disponga de opción de vídeo. Existen modelos digitales de última tecnología con pantalla táctil para que los padres programen el dispositivo igual que harían con un móvil pero que no incluyen visión del bebé. Cabe tener en cuenta este detalle para no confundirnos a la hora de comprar y que el modelo no cumpla con nuestras expectativas.

intercomunicador-mamas

Para un control más exhaustivo del bebé, existen los equipos con cámara y audio.  Dentro de esta categoría, existe un amplio abanico de posibilidades: en color o en blanco y negro, con cámara de visión nocturna o sin, equipos que graban o toman fotos del pequeño/a, los que incluyen música que activan los padres desde su receptor, o incluso, los que admiten más de una cámara en el caso de que hayan más niños en casa.

Además de fijarnos en las opciones de audio y de vídeo, es importante tener en cuenta el alcance de la señal y el número de canales que dispone para evitar interferencias con otros dispositivos de dentro o fuera de la casa. Reguladores del volumen, indicadores del nivel de carga de la batería e incluso avisadores de fuera de alcance para que no perdamos en ningún momento la conexión con el bebé.

La inclusión o no de las distintas opciones van a ser el factor que determine el precio del producto aunque su coste si lo medimos en función de la seguridad y tranquilidad que otorga a los padres, no va a resultar nunca elevado.

El rango medio de precio de estos productos está entre los 50 y los 230€ y su usabilidad, dependiendo del número de hijos, puede estar entre 3 y 6 años desde el nacimiento.

Categorías relacionadas:

Compartir en:

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *