¿Qué es el flotador Swimtrainer?

A la hora de ir a la playa o la piscina con niños pequeños que todavía no saben nadar es imprescindible contar con algún sistema que les permita mantenerse a flote, con total seguridad, y que ayude a prevenir la posibilidad de ahogamiento.

Los flotadores han sido, tradicionalmente, de los sistemas más utilizados por la mayoría de padres. Sin embargo, en esta cuestión no todo vale y a la hora de decidirnos por un flotador concreto debemos tener en cuenta que cumpla con todos los requisitos de seguridad.

Pero además de proteger y mantener a los niños a flote, los flotadores deben estar pensados para que los más pequeños puedan nadar cómodamente y con libertad, favoreciendo también su aprendizaje y soltura dentro del agua.flotador-swimtrainer-rojo-3-meses-a-4-anos

Con este doble objetivo nació precisamente el flotador Swimtrainer Classic de Freds Swim Academy. Está pensado específicamente para que los niños lo puedan utilizar a lo largo de sus etapas de desarrollo. De hecho, lo pueden empezar a usar bebés de tan solo tres meses, pero también niños de hasta cuatro años de edad.

Por sus características Swimtrainer permite que los niños tengan una posición ideal en el agua. Además, evita que puedan volcar, ya que lleva un cinturón de seguridad incorporado. Los padres tampoco tendrán que sufrir porque el bebé se escurra o resbale del flotador, ya que Swimtrainer cuenta con unas almohadillas inflables que lo impiden.

Otra de las preocupaciones de todo padre cuando coloca a su hijo en un flotador es que éste pueda pinchar poniendo en riesgo al bebé. Sin embargo, la marca Swimtrainer también pensó en esa circunstancia y lo fabricó no con una, sino con cinco cámaras inflables. De modo que aunque pinche una de ellas las demás continuarán manteniendo al bebé a flote y en perfectas condiciones dentro del agua. No está de más destacar que este flotador está hecho de un tipo de PVC fuerte y resistente libre de elementos perjudiciales para el bebé.a001

En definitiva, el flotador Swimtrainer es una buena idea para que tus hijos tengan un primer contacto seguro y divertido dentro del agua. Con este flotador podrán moverse con cierta autonomía (no hay que olvidar que nunca se les puede dejar solos dentro del agua aunque lleven sistemas de flotación) y además aprenderá a habituarse al medio acuático a la vez que aprende correctamente los movimientos de las piernas para nadar.

Compartir en:

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *