Este verano, ¡a bucear!

Una de las actividades que despierta más pasión entre los niños cuando van a la playa o a la piscina es bucear. Por supuesto, no hablamos del submarinismo profesional, que utiliza aparatos de respiración y desciende una gran cantidad de metros bajo del mar, sino del simple hecho de ponerse dentro del agua y nadar con todo el cuerpo sumergido en el agua durante unos segundos.

Ante todo, debemos recordar que nadar bajo el agua es una actividad divertida, pero peligrosa si no se realiza con sentido común. Por supuesto, no hace falta volver a repetir que en cualquier momento de juego o de deporte en el mar o en la piscina, los niños deben estar vigilados constantemente por un adulto que pueda controlar todos sus movimientos. También si están sumergiéndose o nadando bajo el agua. Y por supuesto, no hay que fomentar nunca los juegos tipo “a ver quién aguanta más tiempo la respiración bajo el agua”, para evitar el riesgo de ahogo.

Otra recomendación es que tanto al jugar dentro del agua como al sumergirse, los niños deben llevar gafas de bucear que puedan proteger su salud ocular. Debajo del agua, los rayos de sol son igual de intensos que en la superficie, así que si nos preocupamos por proteger su piel con cremas solares resistentes, ¿por qué no lo hacemos con sus ojos? Además, las gafas los protegerán de elementos dañinos, como el cloro, la sal, la arena, los gérmenes o bacterias susceptibles de provocar infecciones, e incluso de los restos de sus propias cremas solares, repelentes anti mosquitos, etc. Deben utilizarse en cualquier sitio: piscinas, mar, lagos, pantanos, ríos…

Para los buceadores más aventureros recomendamos nuestras Gafas de buceo con tubo Sea World Colors, que se pueden utilizar a partir de 3 años y hasta una altura de 150cm. No son gafas convencionales: además de la protección ocular, incluyen un tubo que las hace perfectas para practicar snorkel.

Ya por sí solos, los niños son súper activos en el agua, jugando y buceando sin parar. Por si esto no fuera suficiente, hay un montón de juguetes para bucear que les pueden ayudar a divertirse en la piscina o en el mar, y que están especialmente diseñados para resistir la acción del agua, de la sal, del cloro… Como nuestros Dive Sticks, de la colecció Sea World Colors, unos palos para que los niños jueguen bajo el agua. Debido a su peso, se hunden hasta el fondo. La misión de los niños es competir para ser los primeros a bajar y encontrarlos.

Por supuesto, debemos vigilar que la profundidad a la que puedan bajar los Dive Sticks sea asequible para los niños.

¡Este verano, a bucear!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *