Cayro: juguetes clásicos que no pasan de moda

Todos recordamos aquellos tableros clásicos con los que jugábamos al parchís, al ajedrez, a las damas o al juego de la oca, con unos colores y unas piezas que tenían un encanto especial. No hay nada tan immortal como aquellos juegos de mesa icónicos, que evocan largas sobremesas con la familia o los amigos.

Una marca que nos trae mejor que ninguna otra el espíritu de esos juguetes clásicos es Cayro. Su aventura empezó en tierras alicantinas en 1954. Tras un tiempo fabricando piezas para otros, decidieron crear sus propios juguetes: un trabajo que no han dejado de hacer durante estos más de 60 años de historia, ¡y que les ha llevado a vender sus productos en más de 30 países! Su dedicación al juego tradicional ha permitido a muchas generaciones sentarse a la mesa a jugar como “toda la vida”, combinando nostalgia con modernidad, tradición con innovación. Y con los mejores materiales.

Algunos de sus juegos, como el Ajedrez de madera, no pueden faltar en un armario de juegos bien equipado. El ajedrez favorece la concentración de los niños, estimula el razonamiento concreto y abstracto de los niños y activa la percepción visual, además de muchísimas otras ventajas. Con el tablero de madera y las figuras, del mismo material, Cayro nos ofrece un juguete de toda la vida preparado para aguantar las duelos de sobremesa más largos. ¡Para sentirse como un auténtico Kasparov!

De juegos de tablero, otro que no puede faltar en casa es el parchís. Y combinado con el juego de la oca, todavía mejor. El Tablero parchís-oca con accesorios de Cayro es un kit imprescindible para cualquier aficionado a los juegos de mesa.

Pero además de los juegos más míticos, como el ajedrez, la oca, el parchís o el dominó, Cayro también crea juguetes en su versión gigante para montar en el suelo, innova con versiones modernas de juegos clásicos (como el dominó de piezas triangulares o el Macropoly), y reformula juegos de toda la vida (como el Acierta 4 o la Tómbola). No nos podemos ir sin antes mostraros un juego que nos encanta porque asegura horas y horas y horas de entretenimiento: el Tangram. Un juego de origen chino, muy antiguo, que consiste en formar siluetas de figuras a partir de siete piezas de madera, favoreciendo la imaginación, la creatividad, la percepción visual, la concentración, la orientación espacial, el pensamiento abstracto…

¡Te animamos a probarlo! Y a sumergirte a nuestro apartado de juegos de mesa clásicos.

Compartir en:

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *