Juegos de mesa clásicos para niños

Hace un tiempo, hablábamos de los beneficios de los juegos de mesa para niños: entretienen, diviertan, educan, socializan, ayudan a la concentración…

Del enorme abanico de juegos de mesa que existen, hoy queremos centrarnos en un tipo concreto: los juegos de mesa clásicos. Los llamamos así porque son los “juegos de toda la vida”, a los que ya jugábamos cuando éramos pequeños, y también nuestros padres y abuelos. Son juegos tradicionales, pero siguen tan vivos como nunca. ¿Quieres ver algunas curiosidades sobre algunos de ellos?

Ajedrez. Si hay un juego de tablero que se merezca el título de “rey” de los juegos de mesa, este sea probablemente el ajedrez. Su origen es antiquísimo: su predecesor, el chaturanga, surgió en la India, y la primera referencia que existe de él es en el siglo III a.C. Los árabes lo versionaron con el nombre de shatranj, y fueron llevándolo por todo el mundo hasta llegar a Europa, donde evolucionó hasta llegar al ajedrez moderno. Hoy en día, el ajedrez es un juego de estrategia entre dos personas, con numerosos beneficios para los niños: fomenta la concentración, el pensamiento estratégico, la lógica, el razonamiento, la disciplina… Si quieres iniciar a tus niños al ajedrez y a la estrategia, en Eurekakids encontrarás varios formatos de tableros y fichas. Una opción, por ejemplo, es presentarles el juego ChessQuito kokeshi de Sentosphère.

Chesquito kokeshi Sentosphere

Dominó. El juego del dominó se basa en unas fichas rectangulares divididas en dos cuadrados, cada uno de ellos con un número de puntos (de 0 a 6). La primera mención escrita sobre el dominó apareció en China en el siglo XIII, aunque la forma de jugar europea es diferente a la original china. El dominó es un juego de estrategia muy polivalente, y este se ha convertido en su punto fuerte: entretiene a todos los niveles y en todas las edades, y es ideal para el juego en familia. Te recomendamos visitar nuestra web para encontrar juegos de dominó diferentes, como este a doble cara, con imágenes de cuentos tradicionales.

Dominó-cuentos-tradicionales-Eurekakids

Juego de la oca. Hay quien dice que los griegos ya inventaron el juego de la oca, o incluso que lo crearon los templarios inspirándose en el Camino de Santiago, pero lo cierto es que la versión más aceptada de la historia de este juego es que surgió en el siglo XVI, cuando el florentino Francisco I De Medici lo regaló al rey español Felipe II. Se extendió rápidamente por la corte, donde casi sustituyó el ajedrez, y pronto se fue escampando por toda Europa. Su “de oca en oca y tiro porque me toca” o “de puente a puente y tiro porque me lleva la corriente”, son un símbolo de este juego de mesa, junto con casillas míticas como la posada, la cárcel, la calavera de la muerte… Es un juego de complejidad baja y una alta dosis de azar a la hora de tirar los dados, ideal para jugar con niños porque pueden ganar partidas fácilmente. Una buena opción es la Oca gigante de Buiten Speel.

Oca gigante Buitren Speel

Parchís. Como la oca, el parchís también es un juego que se basa principalmente en el azar, aunque con alguna pequeña dosis de estrategia a la hora de mover las piezas. Es una evolución del pachisi, el juego de mesa nacional de la India y del Pakistán que tiene distintas variaciones en el mundo, como el parcheesi, el ludo, el parqués… En concreto, el parchís es muy popular en España. Si tus niños son unos fans de este juego, te recomendamos probar con la versión más galáctica: el Parchís monstruos del espacio de Janod.

Juego de mesa gigante parchís monstruos del espacio Janod

Póquer. El rey de los juegos de cartas, el póquer goza de una gran popularidad como juego de apuestas en el mundo de los adultos, pero también es apto para niños. Su origen es bastante incierto; de hecho, se cree que varios juegos diferentes influyeron en la creación del póquer como lo entendemos ahora, como el Brag inglés o el As-Nas persa. Si buscas un juego de cartas de póquer divertido y atractivo para niños, te recomendamos el de Janod.

Juego de 54 cartas de poker Janod

Mikado. A diferencia de todos los anteriores, el mikado es un juego de destreza: cada palillo debe sacarse del conjunto sin tocar el resto, y el jugador va acumulando puntos según los palillos que va quitando. Es un juego ancestral, también conocido como “Palitos chinos”, que ya conocían los budistas en el siglo V a.C. Para disfrutar de la esencia del mikado y descubrir quién es más hábil en quitar los palitos, te recomendamos este mikado de Eurekakids.

Mikado Eurekakids

Todos estos juegos de mesa clásicos y muchos más, los puedes encontrar en nuestra tienda. ¿Cuál es tu favorito?

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *