¿Adictos a los cupcakes?

Tanto si les llamas cupcakes como si les llamas magdalenas, sabrás que estos pequeños pastelitos están de moda y se han convertido en toda una tendencia gastronómica y fotográfica. Las redes sociales se han llenado de vistosos cupcakes, con colores y glaseados imposibles, y por supuesto, también la tendencia ha llegado al mundo infantil.

Una buena forma de estimular la curiosidad por la cocina en los más pequeños es empezar por elaborar platos sencillos, como los pasteles, las galletas o los cupcakes. Estos últimos aportan además el factor del colorido y la posibilidad de decorarlos de forma imaginativa y alegre. En manos de los niños, las antiguas magdalenas se pueden convertir en pastelitos dignos de aparecer en una serie de dibujos animados. Sin embargo, si no quieres arriesgarte a probar en tus propias carnes las habilidades culinarias de tu vástago, hay otras opciones potencialmente menos indigestas e igualmente divertidas.

Juegos de cupcakes

Desde juegos para pintar tus propios pasteles y usarlos como elementos decorativos, a moldes con forma de cupcake para hacer preciosas magdalenas de arena en la playa, los juegos de cupcakes han venido para quedarse y para ofrecer mucha diversión a los más pequeños. Te mostramos algunos de los más asombrosos.

Set pinta tu hucha cupcake, de 4M

Con este juego, los niños podrán estimular y disfrutar de su creatividad e imaginación. El objetivo es pintar su propia hucha en forma de cupcake. Al acabar, tendrán una colorida hucha que podrán usar también como un original objeto decorativo. Edad: A partir de 5 años.

Cupcakes colors, de Eurekakids

Divertido juego con cupcakes de colores. Las magdalenas presentan diferentes combinaciones de hasta 3 colores. A partir de la combinación de los colores que aparece al tirar los dados, hay que buscar la magdalena correspondiente. Requiere concentración y rapidez de reflejos. Es un juego que estimula la observación y el reconocimiento visual de las diferentes combinaciones de colores. Pueden jugar hasta 8 jugadores. Edad: A partir de 4 años.

Patarev cupcakes, de Sentosphère

Este juego de Sentosphère lleva 6 cupcakes diferentes que hay que decorar usando patarev, como si se tratara de glaseado o cualquier otro elemento de pastelería. Los peques se divertirán utilizando las más diversas texturas, colores y formas para elaborar media docena de estupendos cupcakes de lo más llamativo. No es comestible. Edad: A partir de 5 años.

Set para cupcakes de arena, de Eurekakids

Además de castillos, ahora las playas se pueden llenar de cupcakes de arena. Gracias a los divertidos elementos de este set, los más pequeños podrán jugar a rellenar los moldes con arena, ponerles formas de animales marinos en la parte de arriba y distintas coberturas con la manga pastelera. Edad: A partir de 3 años.

Manta de actividades, de Eurekakids

Cupcakes, piruletas, conejitos y fresas… esta mantita de actividades Sweet Rabbit es muy mullida y tiene diferentes texturas, partes que sobresalen y hasta un espejo de autodescubrimiento para estimular el desarrollo sensorial del bebé. Refuerza su habilidad para darse la vuelta, sentarse y gatear por sí mismo. Los colores, sonidos, estímulos visuales y táctiles ayudan a mejorar el desarrollo psicomotor del bebé. Edad: Desde el nacimiento.

Encuentra más ideas de juegos de este tipo en nuestro catálogo de juguetes y en nuestro catálogo de juegos de manualidades para niños.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *