Cómo preparar la comida del bebé en casa

El momento de dejar progresivamente la leche materna e ir introduciendo nuevos alimentos en su dieta es un periodo muy importante para el bebé. Purés, papillas, diferentes sabores, texturas y consistencias… ¡Todo es nuevo!

MarketHoy en día se puede encontrar y comprar fácilmente comida para bebés envasada, en cualquier supermercado, farmacia o tienda de alimentación. En todos los casos, la comida preparada para edades tempranas cumple de forma estricta los requisitos de nutrición, calidad e higiene, y es 100% fiable, además de muy práctica. De todas formas, hay muchas familias que optan por preparar la comida del bebé de forma casera: es más barata y permite tener más control de los ingredientes. A continuación te ofrecemos algunos consejos para aprender a prepararla.

Escoge los mejores ingredientes. Elige las frutas y verduras frescas, de temporada y de proximidad: el sabor será mucho mejor, y la calidad también. Y trata de usarlas cuanto antes mejor (1-2 días) para evitar que se deterioren. Cuando no puedas disponer de frutas o verduras frescas, cómpralas congeladas de marcas de confianza.

happy baby child eats itself with a spoonIntroduce los alimentos de acuerdo con tu pediatra. La gran duda: ¿qué productos comprar? ¿Qué alimentos darle al bebé? En general, los pediatras suelen recomendar diferentes grupos de frutas y verduras, una cocción y un orden determinado, según los meses. Eso es especialmente importante, porque hay algunos alimentos que no se deben introducir desde el primer momento (los que contienen gluten, los cítricos o huevo, por ejemplo). Los pediatras también dan instrucciones precisas para evitar problemas con las alergias y las intolerancias. Así que verifica con ellos cuáles son los mejores alimentos para tu pequeño en cada momento y cuándo debes abandonar definitivamente la lactancia materna.

Elige un buen aparato para moler o hacer puré la comida. Es muy importante que la comida esté bien triturada o molida para evitar los trozos grandes y las asfixias. Una batidora de mano de las tradicionales te puede servir, o una licuadora regular de cocina. También puede ser útil un pasapurés, o en algunos casos, la comida se puede aplastar directamente con un tenedor, especialmente en alimentos blanditos (plátanos, aguacates, boniatos, etc.).

Babycook Beaba pinkSin embargo, el rey de los aparatos para preparar la comida para bebés es el robot de cocina, conocida también popularmente como “babycook”. El Babycook de Béaba fue el primero en aparecer en el mercado, y después de la marca francesa, numerosos fabricantes empezaron a diseñar sus propios modelos. Ahora se pueden encontrar robots de cocina de marcas tan variadas como Babymoov, Philips Avent, Miniland Baby, etc. La mayoría de ellos permiten hacer muchas funciones diferentes: cocer, mezclar, triturar o batir, descongelar, calentar, esterilizar, etc. Sin duda, ahorran mucho tiempo y esfuerzo a la hora de preparar la comida.

Guarda correctamente la comida que no hayas usado. Si sobra puré o papilla, puedes guardarla en la nevera o el congelador, en termos para bebés, recipientes herméticamente cerrados y limpios, o en bolsitas de plástico especiales para el congelador. Marcas como BebéDue, Béaba, Babymoov, Innovaciones Ms o Miniland Baby disponen de soluciones específicas para ello. Guardada en la nevera, la comida puede aguantar hasta tres días, y en el congelador, hasta dos meses. Utiliza etiquetas en estos envases para recordar la fecha que la congelaste o los ingredientes.


Bol apto congelador y microondas babymoovCalienta de forma adecuada los alimentos
. Recuerda que el microondas no suele calentar de forma uniforme, y que puede generar zonas de temperaturas muy diferentes en un mismo plato. Si no puedes evitarlo, asegúrate de remover bien toda la comida que hayas calentado en el microondas y dejarla descansar unos minutos. Recuerda que la comida no debería servirse a una temperatura superior a la del cuerpo.

Comprueba la comida antes de servirla. Aunque sigas todos los pasos de forma correcta y los ingredientes estén bien, comprueba que la comida tiene buen sabor y buena temperatura antes de darla al bebé. Un paso sencillo que hay que tener siempre en cuenta.

Y recuerda, ¡la práctica hace al maestro! Cuando más cocines para tu bebé y más vayas practicando, más fácil será para ti planificarte las comidas.

Categorías relacionadas:

Compartir en:

2 Comentarios

  1. Manoli

    Hola Elena!
    Estoy encantada con la ayuda de esta página me a ayudado mucho para como dar de comer a mi pequeñina :), con los consejos que das y algunos que recibí también por mi familia me esta solucionando muchas situaciones, un buen consejo que me han dado a sido que comprase un robot de cocina para poder facilitarme el día a día ya que soy madre soltera, y estoy trabajando a media jornada, y tengo que compaginar con mis padres para cuidar a la peque 🙂

    Un saludo, y muchas gracias! :))

    Responder
    1. Elena DomingoElena Domingo Autor

      Hola Manoli,

      Muchas gracias por tus palabras! Me alegro mucho que el artículo haya podido ayudarte en un tu día a día 🙂 Si quieres estar al día de lo que vamos publicando en el blog de Eurekakids, te recomendamos la opción “Suscribirse” para recibir las novedades, que aparece en esta página, arriba a la derecha. Quizás algún otro artículo puede ayudarte en otro aspecto.

      Un saludo y disfruta mucho de esta etapa tan bonita con tu pequeña 🙂

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *