Jugamos al “memory” o al juego de las parejas

Un buen entrenamiento de la memoria es fundamental en cualquier edad. Para los niños, en particular, la memoria está directamente relacionada con la inteligencia, el desarrollo y el aprendizaje, y es muy importante. Los juegos de memoria, en estos casos, son un excelente recurso.

Uno de los juegos de memoria más famosos es el memory o juego de las parejas. Consiste en colocar una serie de fichas o cartas boca abajo, e ir destapándolas de dos en dos hasta encontrar todas las parejas de imágenes que coinciden entre sí, pero en el mínimo de movimientos posible. Memorizar la colocación de cada una de las cartas es fundamental para obtener un buen resultado en el juego… y obliga a nuestra mente a trabajar “duro”.

Es un juego entretenido, divertido y muy educativo, pero además, tiene una clara ventaja: se puede jugar en cualquier edad. Y es que hay muchos niveles, según la cantidad de imágenes y lo similares o diferentes que son entre ellas en cuestión de forma o de color, pero la esencia es la misma. Y como tal, es un juego ideal para jugar a lo largo de toda nuestra vida, incluso cuando somos adultos.

Nuestro Memo 32 piezas cuentos tradicionales es un ejemplo de juego memory tradicional, ya que sus piezas están hechas de madera y están inspirados en personajes de cuentos “de toda la vida” como el Flautista de Hamelín, Pinocho, Pulgarcito, la Caperucita… Pero, al mismo tiempo, sus ilustraciones son modernas y actuales. Con él, los niños se concentran, mejoran su percepción visual y ejercitan la memoria.

El Memo coccicolor de Janod es un juego de parejas con diferentes niveles de dificultad. El primero es el que se limita solamente a identificar los colores, mientras que el segundo prescinde del color para centrarse en las diferentes formas que tienen las mariquitas en su cuerpo. La vida útil del juego es, en consecuencia, mucho más larga.

Sin dejar todavía los memory tradicionales, proponemos el Memo 40 piezas de la granja, un juego ideal para los pequeños enamorados de los animales y de la vida rural. Con sus piezas de madera y sus ilustraciones sobrias pero delicadas, ¡es una opción ideal para una tranquila sobremesa o una tarde jugando en casa con juegos!

Otros memory, en lugar de ofrecer exactamente las mismas imágenes entre las piezas, sirven para practicar la asociación entre elementos similares, como dos partes de un mismo elemento o dos componentes de una misma familia. Es el caso de Mistigri de Janod, un juego de asociación de cartas de animales por parejas, o de Mistigloop, en el que se deben relacionar las dos partes de cada pez, sin encontrar la piraña maléfica (que provoca la pérdida del turno).

Finalmente, para niños un poco más mayores (de 6 a 9 años) un memory imprescindible es el Identic Emoji de Educa Borras, en el que se relacionan 55 parejas de imágenes de los emoticonos más populares.

¿Te han gustado estos memory o juegos de parejas? ¡Pues no te pierdas todos los juegos de la memoria que puedes encontrar en nuestra tienda!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *