Los beneficios de los puzzles para los niños

Los puzzles son una actividad fantástica para los niños, porque favorecen la concentración, la memoria visual, la capacidad de observación y el pensamiento lógico. También les ayudan a desarrollar la motricidad fina a través de la manipulación de las piezas. Y por si fuera poco, está probado que las personas que resuelven puzzles tienen menos presencia de la proteína beta-amieloide en sus cerebros, la principal causante del Alzheimer.Puzzles para niños

Asimismo, estudios científicos han demostrado que resolver rompecabezas entre los 2 y los 4 años ayuda a desarrollar habilidades espaciales y matemáticas que les resultarán de gran utilidad en su futuro. Una vez adultos, los niños que han jugado con puzzles tienen más facilidad para transformar mentalmente formas. Y esta habilidad contribuirá a prepararlos para estudios de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, o lo que es lo mismo, STEM. Por último, realizar puzzles también les educa en la gestión de la frustración de forma sana, ya que al no poder encajar las piezas, el niño buscará el modo de lograr su objetivo, lo que le ayudará de cara al futuro. Y al conseguirlo, reforzará su autoestima.Puzzles para niños Eurekakids

Cada edad tiene su tipo de rompecabezas: por ejemplo, a los 12 meses, se recomiendan los puzzles para niños de menos de 4 piezas, como los encajables y magnéticos, con grandes figuras fácilmente reconocibles por los peques y volumen suficiente para que puedan agarrar las piezas. Un buen ejemplo son los puzzles chunky de Janod, compuestos por personajes de madera en relieve, cuyo grosor también permite jugar con ellos independientemente. Por eso, consideramos que nuestra colección de puzzles evolutivos es una genial alternativa. Esta colección está compuesta por cuatro bonitas cajas ilustradas con diferentes personajes: la veterinaria, el astronauta, la bailarina y el bombero. Cada uno de estos puzzles es en realidad cuatro, y además evolutivos. Cada uno tiene una dificultad diferente en relación con el número de piezas que tienen: 6-9-12 y 16. Están recomendados para niños a partir de 3 años, que pueden empezar con el de seis piezas. Y a medida que el niño adquiere más experiencia, puede ir incrementando la dificultad.Puzzles evolutivos infantiles

Otra buena opción son los puzzles infantiles de texturas y sonidos; con ellos potencian además las habilidades cognitivas, como el puzzle texturas Party animal y el puzzle musical Animales de la granja. El primero es un superpuzzle de 60x60cm compuesto por 16 piezas grandes en el que algunos de los animales que lo protagonizan tienen una zona de su cuerpo con la textura que corresponde a su piel o pelo para que los niños aprendan qué tacto tienen. En cuanto al nuevo puzzle de madera musical Animales de la granja, incluye siete animales de la granja; cuando se coloca la pieza en el lugar adecuado, ¡se oye el sonido del animalillo! Y si el puzzle es a su vez algo tan interesante como un mapa, mientras lo completan, los niños aprenderán geografía. Es el caso de los mapamundis magnéticos de Janod. Cada imán representa un país o una región del mundo con su nombre, su capital y una ilustración que lo caracteriza.Puzzle Janod

¡Descubre nuestra amplia propuesta en rompecabezas dentro de la sección de puzzles para niños!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *