Los mejores juguetes para llevarnos de viaje este verano

¿Estás planificando las vacaciones para este verano? Si tu intención es ir de viaje con niños, seguro que también estás planeando posibles estrategias para que los desplazamientos o las actividades sean lo más amenas posible para ellos. Es cierto que cada vez existen más espacios y opciones children-friendly cuando se trata de viajar: en restaurantes, hoteles o museos… incluso en aeropuertos o estaciones de tren. Pero sabemos que salir de casa con una buena previsión siempre es de gran ayuda.

En el equipaje ocuparán un espacio privilegiado aquellos juguetes que pueden ayudar a los niños a afrontar todo tipo de situaciones durante el viaje. Aunque vamos de vacaciones por placer, sabemos que nuestro ritmo no es el mismo que el de los pequeños, y que a lo largo del día pueden pasar por situaciones muy distintas: desde la euforia absoluta y el interés, hasta el cansancio, el disgusto e incluso el mareo, especialmente si nos movemos en algún medio de transporte como el coche o el avión. Tener a mano un juguete adecuado será la mejor forma de ayudarles a pasar un buen rato en cualquier momento.

Pero no todos los juguetes caben en el equipaje ni todos son fáciles de transportar. Por este motivo, ¡te sugerimos algunos que sí que cumplen con estos requisitos!

Peluches, muñecas y marionetas

Los peluches y las muñecas son los “juguetes de viaje” por excelencia. Son súper fáciles de llevar de un sitio para otro, se agarran con una sola mano, y no existe el peligro de ir perdiendo sus accesorios o piezas durante el camino ya que suelen tener un formato bastante compacto. Como juguete, durante un viaje funcionan de maravilla ya que son “compañeros” simbólicos a los que los pequeños pueden ir explicando todo lo que hacen, o con los que pueden jugar en momentos de aburrimiento. Si durante la noche les cuesta dormir, pueden dormir con ellos en la cama. Son juguetes de apego que nunca pueden faltar en un viaje.

Las marionetas de dedo son otra opción muy práctica. En este caso, porque los padres pueden incorporarse también en el juego simbólico, y utilizarlo como herramienta para hacer los trayectos más livianos. ¿Qué tal una sesión de marionetas dentro del coche? ¿O si cada miembro de la familia representa un personaje distinto, y explica una historia a los demás? Llegarán al destino sin haber tenido tiempo de aburrirse.

Coches de juguete

Otra recomendación son los coches de juguete, especialmente los de un tamaño pequeño-mediano cuando los niños tienen la edad suficiente. Son ideales para jugar en espacios reducidos, donde no se pueden hacer grandes carreras. Además, como los peluches y las muñecas, se agarran con una sola mano.

Juguetes de manualidades y libros infantiles

Los materiales de manualidades para niños son un recurso que también nos puede sacar de cualquier apuro y que ocupa muy poco espacio en la maleta. Un poco de papel y lápices, o un cuaderno para colorear, nos permiten entretener a los más pequeños en todas las situaciones, especialmente en las esperas para viajar en avión o en tren, o en las colas para acceder a alguna atracción turística.

Y, finalmente, no podemos olvidar el poder de los cuentos y los libros infantiles para entretener a los más pequeños cuando están de viaje. Podemos utilizarlos como recurso antes de dormir o en algún trayecto.

Y tú, ¿tienes algún juguete indispensable para los viajes? ¡Cuéntanos!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *