Saber un poco más sobre tronas infantiles y para bebés

Aunque lo más seguro es que ya tengamos claro qué tipo de tronas van más con nosotros o se adaptan mejor a nuestras necesidades, hacer un repaso de las opciones que hay actualmente en el mercado puede ayudarnos a escoger mejor.

Lo más obvio es que las tronas para bebés sean fáciles de limpiar, muy fáciles por favor. Los pequeños se van a esmerar en que la comida llegue a cualquier rincón por recóndito que sea. Un material impermeable o muy fácilmente extraíble y lavable será lo mejor. Asimismo es importante que no tenga pliegues o zonas de difícil acceso.Lunch Time

La bandeja debe ser fácilmente retirable por diversos motivos. Por un lado, nos ayudará a la hora de sentarlos o sacarlos de la trona y a colocarlos el arnés de seguridad. En algunas ocasiones como días señalados o simplemente comidas en familia, quitar la bandeja nos va a servir para sentar al niño o niña en la mesa con los mayores y compartir el momento todos juntos.

El espacio que dispongamos en la cocina también será determinante a la hora de escoger la trona de bebé, ya que algunos modelos pueden ocupar mucho espacio y no ser plegables. Hay diseños de plegado súper compacto que caben perfectamente detrás de una puerta y otros que se han diseñado más bien como un mueble más de la casa a modo de silla alta.

Suelen contar con reposapiés regulable para adaptarse al crecimiento de los niños y algunas incluso tienen cesta porta-objetos muy prácticas para guardar juguetes, baberos u otros accesorios de uso habitual de los niños.

¿Y ruedas? Muchos modelos de tronas incluyen ruedas para que las podamos llevar del comedor a la cocina, patio, etc., con facilidad o simplemente, para poderlas mover mejor mientras realizamos tareas de limpieza en la cocina.Trona reciclada

Y luego está si las preferimos de madera o metálicas. Salvo excepciones, los modelos metálicos tienen un estilo más moderno, son más ligeras y están pensadas para ocupar menos espacio. Muchas pueden regularse en altura adaptándose así a la mayoría de mesas y situaciones. Las tronas de madera por norma general, se adaptan mejor al crecimiento del niño. Suelen tener un montón de alturas diferentes, tanto de asiento como de reposapiés y además, se pueden reciclar en sillas cuando los niños se hacen mayores.

Para terminar, está la trona portátil, con algunos modelos tan originales y compactos que una vez desplegados, no se distinguirían de una trona de casa.

Para comer fuera o salir de viaje, existen desde tronas que usan la mesa como soporte hasta los elevadores de silla. Las más livianas y pequeñas son las tronas de mesa, que utilizan unos ingeniosos brazos para agarrarse a la mesa de los mayores, sin más complicaciones.Elevador de viaje

Los elevadores de silla son muy prácticos y se adaptan con facilidad a la mayoría de sillas mediante correas, tanto para el respaldo como para la base. Ocupan poco espacio porque se pliegan con facilidad y algunas son tan ingeniosas, que incluso se transforman en maletas para llevar todo lo necesario para el niño en nuestras salidas.

Para finalizar, cabe mencionar que algunos modelos de tronas son convertibles en silla y mesa para cuando los bebés son algo más mayores. De este modo, tenemos un 2-en-1, trona y escritorio infantil a la vez.

Elegir pues la trona más adecuada, dependerá de qué características tengan mayor peso para nosotros, bien sea por el espacio de que disponemos, del estilo, de las prestaciones, etc. Consulta nuestro catálogo y descubre todas las marcas disponibles en Eurekakids: tronas Jané, Chicco, Concord, Peg Pérego, Nuna, Bébé Confort, Cosatto, Inglesina, Baby Home, Mamas & Papas, BebéDue, etc.

Categorías relacionadas:

Compartir en:

4 Comentarios

  1. AvatarPedro

    Las tronas es una de esas cosas en las que conviene dejarse el dinero. Tenemos que pensar que es algo que vamos a usar 5 ó 6 veces diarias durante varios años incluso si sólo las usamos con un hijo y no son heredadas por hermanos pequeños. Recomiendo que sea grande porque los niños crecen; bien estable, no queremos que se puedan volcar; lavable por supuesto, que la funda que quite fácil, aunque para verano aconsejo poner alguna toalla que dará menos calor que el plástico impermeable; y por último un punto muy importante, que el reposapiés sea de gran calidad porque no sólo va a servir de reposapies sino que le niño se levantará sobre él y trepará apoyado en él cuando sea mayorcito, depositando y confiando todo su peso en el reposapiés que debe ser un fuerte escalón que no se parta y permita que el niño se pegue una torta.

    Responder
  2. Avatarlaura82

    Yo pienso como tú, Pedro. Elegir la trona más barata puede hacer que nos encontremos con muchos problemas a lo largo del tiempo…he leído cada cosa, incluso tronas que tenían graves problemas de seguridad…eso no puede pasar. Nosotros nos miramos con mucha calma el repertorio de tronas que había, y al final nos decidimos por la Gusto de Inglesina. La verdad es que es una trona estupenda, segura, fácil de guardar y de limpiar, cómoda para el peque…Una buena elección sin duda. Por lo tanto animamos a aquellos que optan por marcas baratas a que se lo repiensen, que luego vienen los problemas…A nosotros Gusto nos ha dado seguridad y confianza desde el primer día, así que ya sabéis! Saludos a todos!

    Responder
  3. Avatarcarlota

    hola! Gracias por el post, me parecen unos consejos muy útiles y a tener en cuenta si alguien está buscando una trona. Yo me compré la Gusto de Inglesina y estoy muy contenta! en general es una trona que me gusta mucho, aunque lo que más destaco de ella es que es super fácil de limpiar y el hecho de que se pliegue y despliege rápida y cómodamente. saludos a todos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *