¿Sabes cómo elegir el mejor casco infantil?

Llevar casco durante los recorridos en bicicleta, es imprescindible para personas de todas las edades, pero los niños se encuentran en una etapa en la que son más vulnerables a los golpes y no controlan al 100% sus habilidades en bicicleta, siendo aún más importante inculcarles, desde bien pequeñitos, lo importante que es llevarlo en todo momento.

Cuando llega el momento de elegir el primer casco para tu peque, es necesario tener en cuenta una serie de requisitos que garanticen la comodidad y la resistencia adecuada durante los recorridos y generen un sentimiento de aceptación hacía él por parte del niño.

¡Hoy vamos a darte las bases para elegir el mejor casco para niños!

Medida del casco

El casco debe tener unas dimensiones que se adecuen perfectamente a la cabeza del niño, siendo lo suficientemente ajustado para evitar que baile durante el recorrido. Las tallas de los cascos se establecen según la medida del contorno de la cabeza, por lo tanto será necesario tomar las medidas previamente para que sea más sencillo encontrar el adecuado.

Peso del casco

Un casco pesado puede provocar dolores de cabeza o de cervicales en los más pequeños, por ello, es muy importante que los cascos infantiles sean lo más ligeros posible, oscilando el peso ideal entre 180 y 190 gramos. Además, debe ser fácil de colocar y quitar y debe permitir la perfecta audición y visión del entorno en el que se encuentra el peque.

Comodidad

Es imprescindible que sea cómodo y sencillo de utilizar. Para conseguir la máxima comodidad, es importante que incorpore almohadillas estratégicamente colocadas en su interior, para amortiguar los golpes y secar el sudor. Las características de las almohadillas varían según la marca y el modelo del casco.

Ventilación

El casco debe proporcionar la ventilación adecuada dado que el ejercicio en bicicleta puede elevar notablemente la temperatura corporal y por ello, la mayoría de cascos se fabrican con materiales ligeros y perforados con orificios de ventilación. El sistema de ventilación influye directamente en la calidad del casco, y se valora en función de la cantidad de orificios que presenta. Cuantos más orificios, más frescura y menos peso.

Ajuste occipital

Para su correcta sujeción, el casco debe contar con un buen ajuste. Las correas deben formar una Y debajo de las orejas y deben acoplarse de forma ajustada pero sin ejercer presión en ningún momento.

Diseño

Suele ocurrir que los peques se niegan a llevar casco o toman una postura reticente hacia él. Lo consideran un estorbo o piensan que están ridículos con él puesto. Aquí llega el momento en que toca motivarles con algún aliciente, como puede ser un casco con una estética atractiva y llamativa como alguno de los modelos de Crazy Safety. A nivel de seguridad, la estética del casco es totalmente irrelevante, pero a nivel de aceptación por parte de los niños, se convierte en un aspecto fundamental.

Normativa Europea

Todos los cascos en venta, deben cumplir con las Regulaciones de la Unión Europea y debe constar, en alguna parte del packaging o del mismo producto, una etiqueta que indique que cumple con las certificaciones de seguridad correspondientes.

Caducidad

Poca gente es consciente de ello, pero los cascos tienen fecha de caducidad. Debido a los materiales con los que están fabricados, su tiempo de vida útil oscila alrededor de los cinco años. De este modo, es imprescindible revisar la fecha de fabricación antes de adquirirlo.

Ahora ya estás preparad@ para escoger el mejor casco para tu pequeñín. Teniendo en cuenta estos requisitos… ¡Seguro que aciertas en tu elección!

¡Échale un vistazo a la sección bicicletas y patinetes de Eurekakids, a los peques les encantará la gran variedad de cascos para niños entre los que podrán elegir! Descúbrelos en nuestra tienda online.

Categorías relacionadas:

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *