Viajes con niños: cómo entretenerles

¡Qué ilusión poder romper con la rutina y salir de viaje en familia! Es una gran oportunidad para estar juntos, para dedicarles más tiempo, más atención y más mimos a nuestros niños. También es una experiencia muy positiva para los pequeños -y no tan pequeños- porque visitar nuevos lugares y hacer cosas que no se han hecho nunca antes es muy estimulante además de ser una fuente de aprendizaje muy valiosa para todos.
En los viajes con niños, cualquier medio de transporte será el ideal, ya que les emociona tanto viajar en un sencillo bus como en un avión o tren. Incluso pedir un taxi puede resultar excitante sólo porque forma parte de la experiencia.

Viajar con niños De todos modos, para que el viaje sea un éxito, deberíamos tener en cuenta algunos pequeños detalles como planificar actividades y juegos para pasar mejor los tiempos de espera así como prepararnos para posibles imprevistos: colas en las terminales de embarque, retenciones, una trayecto que se les hace demasiado pesado o las largas esperas durante las comidas fuera de casa. Si nos preparamos convenientemente, triunfaremos y no perderemos ni la paciencia ni el buen humor.

Según la edad de los niños, necesitaremos más o menos accesorios, pero a partir de los 18-24 meses, lo que nunca sobra es un bloc con bastantes hojas y muchos lápices de colores. Esto cabe en cualquier bolso y es un recurso ideal parar contratiempos. Les mantendremos entretenidos durante una media hora, quizás más. Libros para colorear, con pegatinas, con juegos adaptados a su edad, mini-cuentos, etc., Y si son más mayores, siempre podemos improvisar juegos como el colgado, dibujar a ciegas, etc.

Coches pequeños para jugar en espacios reducidos, marionetas de dedo, puzzles e incluso pizarras de viaje donde se puede dibujar, formar figuras geométricas o formar palabras con piezas magnéticas y así, mientras juegan, aprenden.
El pack de juguetes de viaje se puede complementar con tablets u ordenadores especialmente diseñados para niños, con canciones, equipados con juegos y otras actividades muy divertidas. Lo aconsejable es tener varias opciones preparadas porque todos sabemos que los niños buscan estímulos nuevos constantemente.
TrunkiLos propios artículos de viaje también pueden ser un medio para pasarlo bien. Trunki por ejemplo, fabrica unas maletas con ruedas para que los niños se suban encima y recorran los espacios mucho más fácilmente. Funcionan a modo de corre-pasillos, con unos agarres y vistosos colores que sirven para que nunca los perdamos de vista. Es una idea buenísima ya que tienen las dimensiones justas para ir en cabina y nos va a ayudar mucho con las largas esperas en los aeropuertos. Por un lado es un vehículo divertido y por otro, una práctica maleta donde guardarán y tendrán a mano siempre sus juguetes y enseres preferidos. Además, cuentan con una práctica correa para poder tirar de ellas cómodamente si el niño está cansado o tenemos prisa.

Existe una amplia gama de artículos de doble utilidad que son estupendos para aligerar equipaje, como las tronas-maleta, los cojines-mantita, bolsos-cambiadores, así como utensilios tan ingeniosos como prácticos: calienta-biberones y tarritos con adaptador para coche o cambiadores y bañeras hinchables. Las empresas que diseñan cunas y camas de viaje también se han especializado en compactar al máximo su tamaño para que una vez plegadas puedan caber en una sencilla maletita.

Definitivamente está todo, o casi todo inventado para que las familias viajeras puedan disfrutar al máximo de sus salidas y sin tener que hacer una mudanza en cada ocasión. Sólo decide el destino, y ¡a viajar!

Categorías relacionadas:

Compartir en:

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *